Facebook circle white small

Alergias, Asma y Magnesio

El Magnesio es un excelente tratamiento para el asma porque es un antihistamínico natural y un broncodilatador. Tiene un efecto calmante  en los músculos de los conductos bronquiales y en todo el cuerpo, ciertamente la terapia con fármacos para el asma puede a menudo salvar  la vida; los fármacos sin embargo, no son curativos.

Un estudio publicado en la revista The Lancet muestra que el aumento de la ingesta de magnesio ayudó a reducir e incluso prevenir las alergias y síntomas de asma.

 

Las alergias a alimentos se asocian generalmente con los niveles de ácido clorhídrico bajos y mala digestión.

 

Cuando hay una mala digestión o muy poca, alimentos fermentados hacen que el cuerpo eleve los niveles de histamina que es la responsable de producir las reacciones alérgicas.

 

Poseer el nivel adecuado de magnesio en el organismo es necesario para reducir los niveles de histamina y de esta manera evitar las molestas alergias.

 

¿Existe algún estudio médico al respecto?

 

Sí, se realizó un estudio en 1980 en Francia, con animales. En dicho estudio se encontró que los ratones privados de este importante mineral, en comparación con un grupo control, desarrollaban alergias cómo síntoma de deficiencia de este mineral.

 

Sus oídos se enrojecieron y desarrollaron problemas en la piel. También se les constató un significativo aumento en los niveles de histamina.

 

De igual manera, se ha constado que la deficiencia de magnesio tiene gran incidencia en las alergias y reacciones cutáneas alérgicas en muchos estudios realizados sobre seres humanos.

 

Si la clave para que no padezcas alergias y otras afecciones es mantener los niveles adecuados de magnesio en el organismo.

Inyecciones convencionales para alergia han sido usadas durante décadas para tratar de engañar al cuerpo aceptando los irritantes alergénicos pero a menudo no funcionan, especialmente cuando la condición se debe a la deficiencia de un nutriente.

 

Según la Dra. Seelig, el tratamiento con fármacos del asma consiste en derrochadores de magnesio tales como beta bloqueadores, cortisona y ventolina. Los efectos colaterales de estas drogas incluyen severa deficiencia de magnesio que puede resultar en arritmia y en la muerte súbita.  

 

La teofilma (Aminofilina) resulta e la pérdida de magnesio y en la supresión de la actividad de la vitamina B6, que es necesaria para la función del magnesio. La prednisona derrocha el magnesio, causa retención del sodio y de líquidos, suprime la vitamina D, y origina mayor excresión urinaria del zinc, vitamina K y vitamina C.

 

Un equipo de investigadores identificó la deficiencia de magnesio como sorprendentemente común, encontrándolo en el 65% de un conjunto de personas asmáticas en ciudadanos intensivos y en un 11% de un conjunto de pacientes asmáticos en tratamiento ambulatorio. Ellos respaldaron  el uso de magnesio para ayudar a prevenir los ataques de asma.

 

El magnesio tiene varias acciones antiasmáticas. Como un antagonista del calcio, relaja las vías del aire,  los músculos lisos y dilata los pulmones. También reduce la inflamación de las vías de aire, inhibe a los químicos que causan el espasmo, e incrementa las sustancias antiinflamatorias  tales como el óxido nítrico.

 

Los investigadores concluyeron que un bajo consumo de magnesio puede estar involucrado tanto en el desarrollo del asma como de la enfermedad crónica obstructiva de las vías respiratorias.

 

Extraído de “The Magnesium Miracle” M.D. Carolyn Dean

mascota

Sin magnesio, el asma puede tornarse crónica, especialmente si los varios factores que la propician no son eliminados; hasta el temor a un ataque puede magnificar el componente emocional.

asma

El mantenimiento del nivel adecuado de magnesio en el cuerpo ayuda al relajar el músculo liso de las vías respiratorias y la dilatación de los bronquiolos de los pulmones.

 

También reduce la liberación de histamina y la inflamación de las vías respiratorias y los pulmones mediante la estabilización de mastocitos y linfocitos T.

banner-trm