Facebook circle white small

Como eliminar los peligrosos metales pesados con CDS - MMS

Fuentes de los metales pesados

 

Las fuentes principales de metales pesados las encontramos en: el pescado (a causa de la contaminación de los mares); los insecticidas (que contienen normalmente uno o dos metales pesados, utilizados en los campos de cultivo); el agua ‘potable’, algunos medicamentos y vacunas (especialmente los que regulan la alta presión sanguínea y las vacunas, en especial la vacuna contra el tétanos); las amalgamas dentales y el aire contaminado por la industria y los coches (por la combustión). Es posible a contaminación del bebé a través de la leche materna. Mediante este proceso la madre puede traspasar un alto porcentaje de su carga al niño.

 

La intoxicación por metales se trata de un grave problema ya que hoy día se utilizan metales en las pinturas, disolventes, tintes, lacas, tejidos, utensilios domésticos, cosméticos, pesticidas y otros muchos productos y, además, están en el aire que respiramos, a consecuencia de la incineración de desechos industriales, el humo de las fábricas y los coches, etc.

 

¿Como nos intoxica el metal?

 

El mercurio es uno de los metales que causa mayores problemas de intoxicación.

Las principales vías de absorción de los compuestos mercuriales son la respiratoria, digestiva, cutánea y transplacentaria.

 

Los vapores de mercurio atraviesan fácilmente las membranas celulares, alcanzando con rapidez el torrente circulatorio.

 

El mercurio metálico prácticamente no se absorbe por vía digestiva mientras que otros compuestos mercuriales se absorben por vía oral

 

Diferentes compuestos mercuriales atraviesan la barrera placentaria, encontrándose concentraciones similares de mercurio en sangre materna y en el cordón umbilical.

 

También se han descrito casos de absorción de mercurio por vía parenteral, describiéndose casos mortales debido a un embolismo pulmonar.

 

Puesto que órganos como el hígado, la bilis, el corazón y el riñón trabajan como un filtro sanguíneo, es aquí donde se almacena principalmente el metal tóxico.

 

Pero también afecta a las articulaciones, al tracto intestinal, a los huesos, a la sangre y especialmente a todo el sistema nervioso incluido el cerebro.

 

Síntomas de intoxicación por mercurio

 

Gastroenteritis aguda, estomatitis, (afectación de mucosas bucales, encías), colitis úlcero-hemorrágica: intestino grueso, anuria: por depósito de sustancias en los túmulos renales, se tapona el riñón y no filtra. Síndrome neurológico y encefalítico: Ataxia (inestabilidad al andar). Paresias: (adormecimiento de manos) Alteraciones psíquicas: cuadros ansiosos, inestabilidad, agresividad mayor de habitual, hasta cuadros demenciales.Alteraciones oculares: estrechamiento del campo visual, reflejo de atkinson; coloración parda del cristalino. Alteraciones mucosas, digestivas y renales, en casos muy graves: encelopatía hasta muerte. Síntomas neurológicos en mayor medida. Temblor. Alteraciones neurológicas y psíquicas. Autismo, etc.

 

 

Tratamiento con CDS - MMS

 

Prácticamente todos los metales son sensibles a la oxidación. En nuestro cuerpo almacenamos muchos de ellos en estado puro haciéndolos casi imposibles de eliminar. Dioxido de cloro al oxidar los metales permite al hígado y los riñones filtrarlos o asimilarlos (algunos como el Zinc, una vez oxidados, son necesarios para asimilar la vitamina C)

 

Según el tipo de intoxicación o el tipo de metal el tiempo de tratamiento con Dioxido de cloro variará.

 

Algunos se oxidan de forma rápida, pero otros como el mercurio, requieren normalmente de una administración prolongada en el tiempo manteniendo dos dosis diarias durante dos o tres meses. No es necesario mantener una cantidad muy elevada ya que esto provocaría un estrés oxidativo en nuestra sangre (disminuyendo el nivel de oxigeno en sangre), una cantidad de 6 gotas dos veces al día durante dos o tres meses será suficiente.

Los metales pesados son sustancias verdaderamente peligrosas porque no se trata de que nuestro organismo no las pueda metabolizar si no que además tiene dificultad para eliminarlas y de ahí que se acumulen en los riñones, los nervios, la grasa, los huesos, la piel, los pulmones, la tiroides o el cerebro, eso es un alto riesgo para nuestra salud.

metales autismo2 banner-trm