Facebook circle white small

Hipertensión y la Vitamina C

El estudio, publicado en la revista The Lancet, ha sido realizado por científicos en la Universidad de Boston y el Instituto Linus Pauling, de la Universidad de Oregón, y está respaldado por el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos. Linus Pauling recibió el Premio Nobel precisamente por sus estudios sobre los beneficios de la vitamina C.

 

La ingestión a lo largo de un mes de 500 milígramos diarios redujo la presión diastólica y sistólica -mínima y máxima- en más de un 9%. Según los investigadores, ésos son niveles de reducción comparables a los que se consiguen con la medicación habitual. "La vitamina C puede bajar la tensión a niveles aceptables sin el coste o los posibles efectos secundarios de los medicamentos con receta", declaró Balz Frei, professor y director del Linus Pauling Institute, y coautor de la investigación junto con el doctor Joseph Vita, de la Universidad de Boston.

 

Para realizar el estudio, el equipo encabezado por Frei y Vita seleccionó 45 pacientes con diferentes características -edad, sexo, raza, fumadores y no fumadores, etcétera- que lo único que tenían en común es un historial de presión arterial alta, de más de nueve de presión diastólica y más de 14 de presión sistólica. Todos dejaron de tomar sus medicamentos habituales durante el estudio. Al mes de tomar exclusivamente las dosis de 500 miligramos de vitamina C, la presión máxima bajó de 15,5 a 14 y la mínima de 8,7 a 7,9, mientras que los pacientes que tomaron placebo no experimentaron apenas diferencia.

 

Los científicos no pueden precisar qué mecanismos entran en funcionamiento al ingerir vitamina C. Una teoría que puede explicar los resultados positivos son las cualidades antioxidantes de esa vitamina. "Al provocar un bloqueo de la oxidación, ayuda a mantener los niveles de óxido nítrico en el organismo, que son importantes para el funcionamiento de los vasos sanguíneos", explica Frei.

 

Por otra parte, la vitamina C no tiene ningún efecto en las personas con niveles normales de presión. En otros estudios realizados por Frei y Vita se demostró que dosis más pequeñas de vitamina C pueden mejorar también la función endotelial -relajación de los vasos sanguíneos- y prevenir los dolores que preceden a las anginas de pecho, evitando con ello, además, los ataques cardiacos y los derrames.

INVESTIGACIONES Y DATOS CONCLUYENTES

recomendaciones matalpesado

Investigadores norteamericanos han descubierto que la Vitamina C reduce considerablemente la presión arterial en pacientes hipertensos.

agua-potable2

A mayor grado de enfermedad habrá MAYOR tolerancia en el cuerpo humano a la vitamina C. Hay personas que han llegado a tolerar 30 gr diarios en forma oral, pero hay que ir probando el grado de tolerancia de cada organismo, el indicador es la diarrea, así, las dosis se irán incrementando poco a poco y cuando se presente diarrea se bajará un gramo a la dosis. Para casos terminales de cáncer se recomiendan las megadosis endodérmicas puesto que se ha comprobado su rapidez de acción y efectividad.

 

Ejemplo para una persona sana que sólo desea suplementar: empezar por un gramo e ir subiendo la dosis de 1 a 2 gramos diarios y cuando se presente diarrea bajar 1 gramo a la dosis.

 

Ejemplo para una persona enferma: Empezar por un gramo ir subiendo la dosis de 1 a 2 gramos diarios hasta llegar a 15 gr, sí aún  no se presenta diarrea se puede seguir subiendo la dosis hasta que esta se presente, pero una media de 15 gr de vitamina C como suplemento diario es un coadyuvante para superar cualquier enfermedad.

 

Lo mínimo que se debe tomar al día son 3 gr, lo ideal 6 gr y sí se necesita tomar mayor dosis se puede llegar al punto de tolerancia anteriormente explicado (cuando da diarrea bajar un gr).

DOSIFICACIÓN