Facebook circle white small

Qué son los metales pesados y cómo los adquirimos ?

El hombre moderno, está expuesto a los metales pesados en un porcentaje entre 500 y 1.000 veces mayor que el hombre de la era pre-industrial. Los metales pesados no pueden ser metabolizados por el cuerpo humano y persisten en el organismo acumulándose y deteriorando la salud humana a gran escala.  

 

En la era industrial, se comenzó la extracción masiva de metales pesados de la tierra, causando que la superficie de la tierra se saturara de estos tóxicos. En consecuencia, nuestro organismo se llenó de ellos, ya que nuestra comida, el agua que bebemos, y por supuesto, el aire que respiramos contienen cantidades elevadas de estos metales pesados.

 

Además, con la lluvia caen sobre el suelo, el agua y los productos que cultivamos, pasando así, a través de esos terrenos contaminados, a la cadena alimentaria. A eso hay que sumar los herbicidas y pesticidas utilizados en la agricultura, o la contaminación -principalmente por mercurio- del mar, concentrada sobre todo en pescados y mariscos de talla grande (atún, pez espada, tiburón).

 

 

Los metales pesados también están presentes en los pesticidas y herbicidas (es decir, en tu propia comida), así como en emisiones industriales, en las emisiones de autos y de tubos fluorescentes, en colirios oculares, bombillas de bajo consumo, baterías, desinfectantes, tabaco, vacunas, medicamentos, utensilios de cocina y de aseo, productos de higiene personal y cosmética (cremas, foto protectores, desodorantes).y un etc..  extenso en la vida industrializada.

 

Otras fuentes de metales pesados como el arsénico o el plomo se emplean en la fabricación de cristales, fertilizantes, pesticidas, tintes para el cabello, cosméticos, pinturas, fontanería, tintas,  y preservativos para la madera.  El grupo de metales pesados incluye entre otros: mercurio, plomo, cadmio, níquel, aluminio y titanio (aunque realmente los dos últimos son metales ligeros).

 

La mayoría de los metales pesados son tóxicos, mientras que otros como el hierro, el germanio y el cobre son necesarios en su forma orgánica, pero muy tóxicos en su forma inorgánica.

 

Otra importante fuente de estos tóxicos para nuestro organismo son la amalgama utilizadas por los dentistas, constituidas en  un 50% de mercurio. En tan sólo 4 semanas desde que nos ponen la amalgama el mercurio ya está presente en el hueso de la mandíbula, intestinos, pulmones, y algo más tarde, llega también a nuestro cerebro, hígado, tiroides, páncreas pituitaria, riñones, suprarrenales y ovarios.

 

De esta forma el mercurio, tras haber alcanzado la mayor parte de nuestros tejidos, interfiere negativamente en innumerables procesos metabólicos, causándonos daños considerables.

 

Las intoxicaciones lentas y paulatinas por metales pesados, son más frecuentes que las intoxicaciones agudas, pero los versátiles y muy destructivos efectos que causan en nuestra salud pueden ser una de las causas directas de la pandemia de enfermedades a la que está sometida en la actualidad la humanidad.

 

Los seres humanos a medida que avanzamos en edad vamos acumulando mayor cantidad de metales pesados en nuestro organismo, esto aunado a una pobre alimentación en minerales como ocurre en la dieta actual y la recomendación absurda de tomar 8 vasos de agua al día y esta sin mineralizar!!!!! (aunque fuera sólo con sal marina),  el agua que consumimos en la actualidad ya no viene con electrolitos.

 

Esto nos hace más vulnerables a la acumulación de metales pesados como la sobrexposición a la estamos ahora expuestos con la vida industrializada. Factores que están generando una pandemia de diversas patologías en la población humana disminuyendo a su vez nuestro rendimiento intelectual, físico y nuestra estabilidad emocional.

 

recomendaciones matalpesado

"LA VITAMINA C" COMO AGENTE QUELANTE (O DESTRUCTOR DE METALES PESADOS  Y VENENOS ORGÁNICOS E INORGÁNICOS) Y COMO AGENTE ANTIRADIACIÓN O ANTIRADIACTIVO.

agua-potable2

¿Por qué los metales pesados son tan peligrosos y nocivos para la salud?

-Catalizan reacciones de oxidación, estimulando por tanto la producción de radicales libres.

 

-Impiden la absorción de minerales (por ejemplo zinc y magnesio), y elementos traza, necesarios para las reacciones enzimáticas, causando así innumerables bloqueos metabólicos.

 

-Pueden cambiar la estructura de las proteínas y, por supuesto, de los anticuerpos de nuestro sistema inmunológico.

 

-Las estructuras lipídicas que están presentes en todas las células pueden modificarse, por lo que la entrada y salida de nutrientes puede verse afectada.