Facebook circle white small

Recomendaciones Generales sobre Uso y Dosificación del Cloruro de Magnesio

El Cloruro de Magnesio es higroscópico, es decir, toma la humedad del ambiente, por esto debe mantenerse bien cerrado en climas húmedos, sino tenderá a apelmazarse un poco, pero cuando esto le suceda simplemente debe aplastarlo con la cuchara (nunca use cuchara de aluminio) para que de nuevo se vuelva arenoso.

infeccion autismo2

DOSIFICACIÓN RECOMENDADA

dmso-aloevera agua-potable2

Los cristales se disuelven con facilidad en agua, como si fueran azúcar. Por eso mismo, simplemente se pone una cucharada de cloruro de magnesio en un vaso de agua. Su sabor es amargo y salado, por lo cual a mucha gente no le agrada demasiado cuando se toma solo con agua, pero esto se soluciona por completo sí se le añade zumo de frutas, como por ejemplo, el de un limón exprimido.

 

Sí la persona tiene problemas de acidez estomacal y va a tomarse el cloruro de magnesio acompañado con el limón para reducir su sabor amargo, puede añadirle un poco de bicarbonato de sodio a la mezcla (la puntita de una cucharadita de postre), o sí la persona está tomándose al tiempo el MMS (que se invalida con el limón) debe hacerlo separado 1 hora y media y hasta 2 horas de las tomas del MMS, o añadirle el bicarbonato de sodio.

 

El Cloruro de Magnesio no crea hábito o dependencia, no es un elemento químico, es un elemento natural, sin casi ninguna contraindicación y es compatible con  cualquier otro medicamento simultáneo.

 

** Contraindicaciones: No administrarse en personas con insuficiencia renal. No administrar junto con tetraciclina. Puede producir diarrea al comienzo de su uso. Aunque son muy pocos los casos puede haber personas alérgicas al Cloruro de Magnesio que presentarían los siguientes síntomas al ser consumido: erupciones cutáneas, dificultad al respirar, inflamación de rostro y boca, mareos, confusión mental; en ese caso suprimir su uso inmediatamente y consultar a un médico.

 

Para que cualquier tratamiento sea más efectivo y la salud se recobre con mayor prontitud, como a su vez, para que cualquier persona se mantenga saludable a través del paso de los años, recuerde que  se debe procurar eliminar de la dieta alimentos refinados como azucares, sal de mesa común (usar sal marina o Sal de Maras preferiblemente la extra rosada), el uso de harinas blancas o procesadas. Además, es muy importante evitar carnes rojas, leche de vaca y lácteos. Consumir abundante agua. No consumir alimentos empaquetados y procesados. Consumir plantas y especias naturales como la cúrcuma y la sal de maras nunca usar Ajinomoto (Glutamato Monosódico), ni edulcorantes o saborizantes artificiales.

manossales

Puede tomarse en ayunas (aunque esto afloja el estómago y produce ligeras diarreas) y separado de las comidas, pues sí se toma luego de una comida completa, los ácidos estomacales están ocupados digiriendo la comida y no habrá tanta absorción del cloruro de magnesio. A su vez tomado entre comidas puede neutralizar la acidez estomacal y perjudicar la digestión debido a que es un mineral alcalino y actúa como antiácido.

 

Las dosis dependerá del problema que se tenga o de la edad del individuo, por lo general puede uno mismo guiarse por esta tabla aproximada:

Dosis aproximadas de Cloruro de Magnesio por edades

Desde 1 año a 10 años : La punta de una cucharadita 3 veces al día haciendo un total de una cucharadita diaria.

 

De 10 años a 30 años : Una cucharadita 3 veces al día haciendo un total de una cucharada diaria.

 

De 30 años a  40 años : Una cucharada 2 a 3 veces al día.

 

De 40 años a  60 años : Una cucharada 3 a 4 veces al día.

 

De 60 años en adelante : Una cucharada 4 a 5 veces al día.

La toma de Cloruro de Magnesio siempre se ha de separar una hora de las comidas

** En caso de enfermedades graves se pueden ingerir hasta 7 cucharadas soperas al día.

 

>> NOTA IMPORTANTE >>  Las cucharadas se pueden tomar también disueltas en medio o un litro de agua filtrada, tomando de a chorros pequeños durante todo el día, de esta manera se absorberá aún más la sustancia, sí se distribuye en dosis pequeñas a lo largo del día.

El Cloruro de Magnesio es un estupendo complemento para la salud y belleza, ayuda a tratar, prevenir y curar una larga lista de enfermedades y afecciones, las cuales usted puede observar en el apartado beneficios del Cloruro de Magnesio, que van desde catarros y gripes, alergias de todo tipo, hasta osteoporosis, calcificaciones, artrosis,  problemas de próstata, problemas de la vejez, tumores y cáncer, además de ayudarle al cuerpo a recuperar su salud y rejuvenecer células y tejidos. Hay personas que después de pasar tiempo postrados, incluso gente de avanzada edad, han recuperado la movilidad, desapareciendo tanto los males como los dolores, ya que el magnesio ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes, normalizando también la corriente sanguínea.

 

Una vez obtenida la curación, se continúa tomando para evitar el regreso de la enfermedad, pero disminuyendo una o dos dosis por día según la edad. Es aconsejable para todos los casos en que se haya logrado la curación esperada, disminuir las tomas del Cloruro del Magnesio a las dosis mínimas preventivas según la edad, para evitar que regrese la enfermedad y luego, también es recomendado descartar las tomas durante 2 a 4 meses para después continuar con períodos de 4 a 6 meses de dosis mínimas preventivas con el descanso intermedio mencionado.

Cloruro de Magnesio en el Embarazo:

Embarazo

Quienes tomaron magnesio durante la gestación, tuvieron un parto sin dolor, sin trastornos o complicación alguna.

 

La calidad y cantidad de leche materna fue extraordinaria hasta los dos años y tres meses.

 

Los bebés nacieron con un color rosado intenso debido al oxígeno en sangre.

 

Los niños que siguieron tomando cloruro de magnesio tienen una excelente calidad de vida, son alegres, sanos, fuertes.