Facebook circle white small

El Corazón y la Vitamina C

El estudio, que fue presentado en la Catorceava Conferencia Internacional sobre la Endotelina de la Sociedad Americana de Fisiología, involucró a 35 adultos sedentarios, con sobrepeso u obesidad.2

 

Aquellas personas que tomaron una dosis de vitamina C de liberación prolongada (500 miligramos, mg) redujeron la constricción de los vasos mediada por la endotelina-1 tanto como las personas que caminaron a diario. La actividad de la endotelina-1 es conocida por ser mayor en aquellas personas con sobrepeso u obesidad.

 

Esto ocasiona que los pequeños vasos sanguíneos sean más propensos a la constricción, lo que incrementa el riesgo de una enfermedad cardiaca. Como afirmó el Daily Mail:

 

"El equipo concluyó que la suplementación de vitamina C representa una estrategia de estilo de vida efectiva para reducir la constricción de los vasos sanguíneos en los adultos con sobre peso u obesidad, particularmente debido a que muchas personas no realizan los niveles recomendados de actividad física.

La Evidencia Científica

recomendaciones matalpesado

El efecto de una dosis diaria de vitamina C sobre una proteína llamada endotelina-1, que promueve la constricción de los pequeños vasos sanguíneos, podría ser similar al que tiene cuando sale a caminar.

agua-potable2

Además del gran papel de la Vitamina C en la salud cardiaca, las personas que llevan una alimentación rica en antioxidantes, como la vitamina C, tienen menor riesgo de sufrir alta presión sanguínea.

 

La investigación publicada en la revista "Hypertension reveló una "fuerte relación entre la concentración de vitamina C, un indicador del consumo de frutas y vegetales, y un menor nivel de presión arterial".

 

La vitamina C también es conocida por disminuir la progresión del endurecimiento de las arterias (ateroesclerosis). Puede ayudar a mantener flexibles las arterias y previene el daño al colesterol LDL. Las personas con bajos niveles de vitamina C tienen un mayor riesgo de padecer un ataque cardiaco, enfermedad arterial periférica y un derrame cerebral, todo lo cual puede originarse en la ateroesclerosis.

La vitamina C es una intervención simple que puede tener efectos trascendentales para la salud cardiaca, incluso más allá de afectar la endotelina-1, en parte debido a su papel en la vasodilatación. Como explica el Instituto Linus Pauling:

 

"La capacidad de los vasos sanguíneos para relajarse o dilatarse (vasodilatación) está comprometida en las personas con ateroesclerosis. El daño al músculo del corazón causado por un ataque cardiaco y el daño al cerebro causado por un derrame están relacionados, en parte a la incapacidad de los vasos sanguíneos para dilatarse lo suficiente para permitir que la sangre fluya a las áreas afectadas.

 

El dolor de la angina de pecho también está relacionado a la dilatación insuficiente de las arterias coronarias. Se ha identificado que la disminución en la vasodilatación es un factor de riesgo independiente para la enfermedad cardiovascular.

 

Muchos estudios aleatorios a doble ciego y controlado con placebo han demostrado que el tratamiento con vitamina C constantemente tiene como resultado una mejor vasodilatación en las personas con enfermedad coronaria.

 

También ocurrió esto en aquellas personas con angina de pecho, insuficiencia cardiaca, diabetes, colesterol alto y presión arterial alta. Se demostró una mejor vasodilatación con una dosis oral de 500 mg de vitamina C al día"

 

Incluso más allá de la vasodilatación, un estudio publicado en el American Heart Journal reveló que cada incremento de 20 micromol/litro (µmol/L) de vitamina C en plasma estuvo relacionado con nueve por ciento menos mortalidad por insuficiencia cardiaca.5

 

De acuerdo con el Dr. Andrew Saul, editor del Orthomolecular Medicine News Service, si todos tomáramos 500 miligramos (mg) de vitamina C al día – la dosis requerida para llegar a un nivel saludable de 80 µmol/L – se podrían salvar un estimado de 216,000 vidas cada año.

La Vitamina C es Conocida por Ayudar a los Vasos Sanguíneos a Relajarse

La Vitamina C Podría Disminuir su Presión Sanguínea y Ayudar a Mantener Flexibles las Arterias

Clasificar a la vitamina C únicamente como un nutriente para el corazón sería un gran error. La vitamina C es considerada una vitamina antienvejecimiento que incluso ha revertido las anormalidades relacionadas con la edad en los ratones con trastorno de envejecimiento prematuro y restaura el envejecimiento natural.

 

La Vitamina C incluso juega un papel en la salud cerebral, ya que es necesaria para generar ciertos neurotransmisores, como la serotonina.

 

También se ha encontrado que juega un papel en la prevención de los resfriados, cáncer, osteoartritis, degeneración muscular relacionada con la edad, asma y más. La vitamina C también puede ser útil para:

 

Estimular la función del sistema inmunológico. Mejorar la visión en las personas con uveítis (inflamación de la parte media del ojo). Condiciones relacionadas con la alergia, como eczema y fiebre del heno.Tratar las quemaduras de sol.

 

Aliviar la boca seca. Curar quemaduras y heridas. Disminuir el azúcar en la sangre de los diabéticos. Combatir enfermedades virales, como la mononucleosis. Mantener encías sanas.

Más Allá de la Salud Cardiaca: ¿Por Qué Más Necesita Vitamina C?

queesdmso autismo2